Joya de la Noche:

La Joya de la Noche, un símbolo prestado a aquellos que el Señor de la torre de Palanthas considera me­recedores de entrar a la torre, es un artefacto menor con un propósito único: ayudar a quien desee cru­zar el terrorífico Robledal de Shoikan.

La joya de la noche, negra y de aspecto desagra­dable, no parece más que un pedazo de carbón con un tacto extrañamente frío. Cuando se sostiene en el interior del robledal, empieza a brillar con una fantástica y pálida luz que sólo pueden ver los muertos vivientes. El usuario debe ir descubierto, permitiendo que la iluminación invisible se refleje en su cara y en sus ojos.

La joya de la noche alivia parte, pero no todos, los efectos mágicos de la arboleda, de modo que el portador sigue teniendo que recurrir a su propio va­lor para pasar entre los árboles. Los muertos vi­vientes aún pueden atacar al portador de la joya de la noche, aunque la gema también le proporciona al­gunas defensas contra ellos. Si se muestra y se toca a un muerto viviente, el portador puede intentar re­prenderle como si fuera un clérigo maligno de su nivel de personaje total.

La joya de la noche proporciona protección en un radio de 10′ mientras se mantiene en alto. Sin embargo, si se saca cualquier arma o se lanza algún conjuro, ya sea para defenderse o atacar, la magia de la joya de la noche deja de ofrecer su protección, dejando al portador a la no demasiado afectuosa merced de la arboleda de Shoikan.

Alteración Fuerte; NL 17°.

Fuente: “Escenario de Campaña Dragonlance, D&D 3.5”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s