Discos de Mishakal:

Artefacto Mayor.

Estos discos sagrados contienen las doctrinas de los dioses verdaderos del bien. Cualquiera que los lea puede conocer a los dioses del bien y elegir a un dios de alineamiento bueno como deidad tutelar.

Los Discos de Mishakal están formados por 160 placas circulares de 18” de diámetro fabricadas con platino macizo de sólo 1/16” de grosor. Son sorprendentemente ligeros, pesando sólo 15 lb. Un lado de las placas está atravesado, cerca del borde, por un perno, lo que permite que se deslicen y puedan leerse una por una. unos pequeños grabados giran en espiral hacia el interior desde el borde de cada placa, a ambos lados. Aunque son conocidos como los Discos de Mishakal, en realidad están consagrados a todos los dioses de la luz.

Los discos se crearon durante la Era del Poder y contienen información y mitología relacionadas con el panteón de la luz. Fueron encargadas por Karthay Pah, cuya coronación como gobernante de Istar se dice que anunció el inicio de la Era del Poder. Sus creadores fueron el estudioso Erial Caladon nae Tempus y u triunvirato de sacerdotes silvanesti desconocidos. Con el ascenso de los Príncipes de los Sacerdotes, los silvanesti temían que los discos se perdieran para ellos y los sacaron del país en secreto, creyendo que sus pariente de Qualinesti podrían guardarlos a buen recaudo debido a la distancia entre Istar y el Bosque de Qualinesti. Desdichadamente, la caravana que transportaba los discos fue atacada y el artefacto robado, sin que nunca llegara a recuperarse.

En el 255 a.C. los discos fueron redescubiertos por los enanos Zhakar, pero se perdieron de nuevo poco tiempo después. El Príncipe de los Sacerdotes supo de redescubrimiento de los discos y envío la orden de que debían recuperarse y ser llevados de vuelta a Istar, donde pertenecían; ofreciendo una jugosa recompensa por su regreso. Muchos nobles caballeros (y cazadores de tesoros sin escrúpulos) los buscaron, pero ninguno regresó victorioso. Los discos permanecerían sin ser descubiertos durante más de cien años, hasta que un Qué-Shu llamado Arroyo Cristalino regresó de su iniciación a la edad adulta con los Discos de Mishakal envueltos en la piel de un bisonte y los llevó al Templo de Mishakal en Xak-Tsaroth, tal como le habían indicado sus visiones.

Se creía que los discos se habían perdido durante el Cataclismo, pero en la Era de la Desesperación los Héroes de la Lanza los descubrieron ocultos en la guarida de la dragona negra Kishanth. La recuperación de los discos es uno de los primeros momentos cruciales de la Guerra de la Lanza, ya que con ellos, Goldmoon de los Que-Shu fue capaz de devolver la palabra de los dioses de la luz al mundo.

Los discos sagrados sólo pueden ser examinados sin peligro por criaturas buenas. Si una criatura neu­tral toca los discos, sufre inmediatamente 2d6 puntos de daño sagrado (bueno). Si lo hace una criatura ma­ligna, sufre inmediatamente 4d6 puntos de daño sa­grado (bueno). (Aquí hay una controversia, según el “Escenario de Campaña Dragonlance, D&D 3.5” hace 2d6 de daño a los neutrales y 4d6 a los malignos; mientras que según el “Escenario de la Guerra de la Lanza, D&D 3.5” hace 1d6 de daño no letal a los neutrales y 2d6 de daño letal a los malignos. Puedes quedarte con cualquier explicación). Sólo aquellos de corazón puro (alineamiento bueno) pueden manejar los discos con seguridad.

Si el corazón de quien lee los discos está abierto a las palabras de su interior, los Discos de Mishakal le dirigen hacia los dioses de la luz. Un personaje de alineamiento bueno que elija abrazar la palabra de los dioses consigue los puntos de experiencia suficientes para obtener un nivel de experiencia (dejándole con el total de PX a medio camino entre el mínimo de su nuevo nivel y el mínimo del siguiente), aunque el nuevo nivel debe ser de clérigo. El personaje también recibe un bonificador +1 inherente permanente en Sabiduría y un Medallón de la Fe (consulta el enlace).

El personaje debe leer y estudiar los discos durante una semana, al menos ocho horas cada día, antes de obtener ningún beneficio. Estos beneficios sólo pueden obtenerse una vez por cada individuo. Así, alguien que no sea clérigo no puede leer los discos una vez y convertirse en clérigo, y después leerlos de nuevo para obtener bonificadores adicionales.

Adivinación y evocación fuerte (buenas); NL 20º.

Fuentes: “Escenario de Campaña Dragonlance, D&D 3.5” “Escenario de la Guerra de la Lanza, D&D 3.5”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s