Semi-ogro (Ogro Común) de la Dragonlance:

Ogros_Semi-ogro_Común
Ogros_Semi-ogro_Común_3Ogros_Semi-ogro_Común_2Los semiogros suelen nacer debido a la violencia y la esclavitud. Son considerados débiles y blandos se­gún los estándares ogros, y bestiales y feos según los estándares humanos. Impulsados por las necesida­des sociales de ambas razas, los semiogros se esfuer­zan en conseguir la aceptación para evitar convertir­se en solitarios y abatidos.

Personalidad: los semiogros reflejan la personali­dad de la cultura en la que crecieron. Los que se crían entre ogros a menudo son maltratados y se convierten en brutales y resentidos, ansiosos por probarse dignos de los ogros. En el mundo de los humanos, el semiogro a menudo es visto como una monstruosidad y tra­tado como un marginado, despreciado por su falta de autocontrol y su temperamento violento.

Descripción física: los semiogros miden entre 6 ½ y 7 ½’ de altura, tienen los huesos gruesos, ma­nos y pies grandes, y músculos firmes. Los semiogros criados entre ogros a menudo van desgreñados y su­cios, sin peinarse casi nunca su pelo largo (los varo­nes también tienen barba descuidada). Los que cre­cen en el mundo de los humanos se visten y lavan tal como les han enseñado. Algunos llevan grandes ca­pas con capucha para ocultar su apariencia.

Relaciones: los humanos consideran a los malig­nos semiogros debido a su sangre ogra, mientras que los ogros los consideran débiles, enfermizos e inferio­res. Los propios semiogros a menudo tienen senti­mientos contradictorios sobre ambas partes de su he­rencia. o bien aceptan el funcionamiento de la sociedad en que crecen o bien se convierten en solitarios. Otras razas, como los enanos y los elfos, simplemente dan por sentado que “un ogro es un ogro”. Sólo los kender tienen una actitud abierta hacia los semiogros, pero su curiosidad e insensibilidad hace peligroso que un ken­der esté en compañía de un semiogro.

Alineamiento: los semiogros tienden hacia el alineamiento neutral. Tienen demasiada sangre de ogro para ser completamente buenos pero no abra­zan el mal automáticamente. Si crecen bajo un códi­go moral o religioso fuerte, los semiogros reflejan esas enseñazas cuando crecen y salen al mundo. Los semiogros que crecen y siguen viviendo entre los ogros casi siempre serán de alineamiento maligno.

Tierras de los semiogros: los semiogros no tie­nen tierras propias, y no son realmente bienvenidos en ninguna parte. Se los puede encontrar en lugares que se han convertido en paraísos para marginados y ru­fianes e incluso entonces, los del lugar los desprecian.

Religión: los semiogros reflejan las creencias de quienes los criaron. Algunos recurren a los dioses en su soledad y encuentran alivio, mientras que otros se sienten tan furiosos con lo desafortunado de su naci­miento, que rechazan por completo a las deidades.

Idioma: los semiogros aprenden primero el idioma de quienes les crían. Los que viajan eligen otros idiomas.

Nombres: cada semiogro es llamado de acuerdo con la costumbre de la raza y la cultura en la que creció. En la sociedad ogra a menudo se les dan motes despec­tivos y ridículos hasta que se prueban en la batalla.

Aventureros: el tormento y la hostilidad impul­san a los semiogros a abandonar sus hogares muy pronto, lo que convierte a los semiogros aventureros en bastante comunes. Los semiogros a menudo son muy valientes y están dispuestos a correr grandes riesgos en un intento de probarse a sí mismos.

Comentario sobre el Semi-ogro en la Dragonlance: antes de nada, destacar que el semi-ogro que aparece en el manual “Dragonlance: Escenario de Campaña; D&D 3.5” es bastante diferente del que aparece en el manual “Especies Salvajes; D&D 3ª Ed.”. La primera diferencia es el tamaño, el semi-ogro del manual “Especies Salvajes; D&D 3ª Ed.” es de tamaño Grande, mientras que el semi-ogro de la Dragonlance (pese a que es de gran complexión) posee un tamaño Mediano, pero además el resto de estadísticas y rasgos de clase también son diferentes. En mi opinión, esto se debe a que en la Dragonlance los semi-ogros toman el papel de los semi-orcos, pues estos últimos no existen en la Dragonlance. En resumen, los semi-ogros de la Dragonlance tienen unas estadísticas y características que hacen a la raza menos monstruosa que el del manual “Especies Salvajes; D&D 3ª Ed.”. En conclusión, creo que con esto han buscado que el Semi-ogro en Dragonlance sea tan fácil de interpretar como un semi-orco (dentro de que el semi-orco siempre tendrá dificultades para ser interpretado, en función del tipo de escenario de campaña).

Regla de la casa; aspecto físico de los semi-ogros en la Dragonlance: a discreción del DM, al igual que se podría hacer con otras razas que resultan de la mezcla de humanos con otras criaturas, un semi-ogro podría tener un aspecto más tendente hacia sus antepasados humanos o más hacia sus antepasados ogros. De este modo, la constitución básica (tamaño, proporción anatómica, etc.) de un semi-ogro se decidirá con la tabla correspondiente de altura y peso raciales de la Dragonlance, pero el resto de sus rasgos físicos se podrían decidir de forma libre (pelo, color de piel, rasgos faciales, etc.). Es decir, un semi-ogro de la Dragonlance podría tener un aspecto prácticamente humano en lo que se refiere a sus rasgos faciales y color de piel, aunque su gran complexión y la proporción algo diferente de sus extremidades haría que la gente sospechase algo de su herencia sanguínea. Aunque también podría tener un aspecto totalmente ogroide, sobretodo en sus rasgos faciales y color de piel y pelo, aunque algo menos grande y con una complexión ligeramente menos grotesca.

Rasgos raciales de los Semi-ogros Comunes de Krynn según las diferentes ediciones de las reglas de D&D:

Icono_D&D_3ª-3.5 Icono_Pathfinder

Fuente: Escenario de Campaña de la Dragonlance 3.5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s