2 – Elfos Silvanesti:

Autor: Kerem Beyit. Fuente: http://kerembeyit.daportfolio.com/

Los elfos silvanesti, fríos, distantes y aparentemente intocables, representan lo mejor y lo peor del pueblo élfico. Su evocadora belleza queda afectada por su naturaleza fría y distante. Se consideran mejores que el resto de pueblos de Ansalon, incluyendo a los de su propia especie, los qualinesti y kalanesti.

  • Personalidad: orgullosos y arrogantes, los silva­nesti encuentran de poca utilidad a los miembros de cualquier otra raza, incluyendo al resto de los elfos. Tienen unos prejuicios extremos contra las culturas de los pueblos “inferiores” y son intolerantes con las costumbres y creencias ajenas. A los silvanesti no les gustan los cambios. Su sociedad ha sobrevivido du­rante más de 3.000 años, y durante ese tiempo ha cambiado muy poco. Cuando tiene lugar un cambio suele ser forzado. Lentos en confiar y rápidos en cul­par, muy pocos silvanesti forman amistades durade­ras con los no silvanesti.
  • Descripción física: los silvanesti suelen medir unos 5′ de alto y pesar entre 90 y 100 Ib., siendo los varones sólo ligeramente más altos y pesados que las mujeres. Su piel es pálida y su pelo varia desde el castaño claro al rubio casi blanco, y la ma­yoría tienen los ojos de color marrón dorado. Los silvanesti hablan con tonos melódicos y se mueven con gracia natural, disfrutando de una belleza evo­cadora y sobrenatural. No suelen tener vello facial ni corporal, aunque a los elfos extremadamente viejos (los que han visto más de 500 años) a veces les empieza a crecer una fina barba. Estos elfos prefieren los vestidos holgados, las túnicas fluyen­tes y las togas cubiertas de capas ondeantes, en to­nos verdes y marrones. Un silvanesti llega a la edad adulta a los 80 años de edad y puede vivir más de 550 años.
  • Relaciones: los elfos silvanesti suelen ser “pu­ristas” raciales, creyendo firmemente en su superio­ridad natural por encima del resto de razas. Este desdeño elitista incluye a todos los no silvanesti, in­cluso a los qualinesti, que son considerados “parien­tes pobres”, y los kalanesti que son vistos como “ni­ños salvajes”. Sienten un odio especial por los ogros y las razas ogras (especialmente los minotauros), que fueron los primeros hijos de la oscuridad. Los silvanesti también albergan prejuicios contra los hu­manos, ya que culpan de que el Cataclismo cayera sobre Krynn a la locura humana. Consideran a los semielfos una abominación, ya que su pureza racial ha sido manchada por sangre “menor”, lo que representa una posible amenaza al modo de vida silvanesti. Los silvanesti apenas reconocen la existen­cia de enanos, gnomos y kender, considerándolos inferiores en todos los aspectos.
  • Alineamiento: con una sociedad construida sobre una estricta jerarquía, los silvanesti suelen inclinarse más hacia la ley que otros elfos. Están alineados con el bien, pero tienen en tan alta esti­ma su pureza que pueden llevar la bondad al ex­tremo.
  • Tierras de los silvanesti: su hogar tradicional, el bosque de Silvanesti, situado en al sureste de Ansalon, se llama Silvanost.
  • Religión: abarcando a miembros que veneran tanto a los dioses de la luz como a las deidades del equilibrio, los silvanesti honran en especial a Que- nesti Pah (Mishakal), Matheri (Majere), el Fénix azul (Habbakuk), Astarin (Branchala) y Solinari. Chislev y el Árbol de la vida (Zivilyn) también son respeta­dos como deidades de la naturaleza. Con el sacrificio de E’li (Paladine) durante la Guerra de los espíritus, los silvanesti y los qualinesti convirtieron a Mishakal en su diosa principal. Sin embargo, aún rinden ho­nor a la antigua deidad del bien, llamándole Valtho- nis (“el Exiliado”).
  • Idioma: el idioma de los silvanesti es el dialec­to elfo más puro, ya que no ha sufrido cambios du­rante más de 3.000 años. Los idiomas kalanesti y qualinesti derivan de la misma lengua, aunque de manera divergente. Los idiomas son lo suficiente­mente similares para que los elfos puedan comuni­carse fácilmente entre ellos, aunque pueden surgir malentendidos debido a eufemismos o coloquialis- mos. La escritura élfica es elegante y fluida, y es la misma que usan los otros elfos, excepto los kala­nesti, que no usan la forma escrita del idioma.
  • Nombres: los nombres son muy importantes para los silvanesti, ya que indican la herencia y el lu­gar adecuado en el tejido de la sociedad élfica de ca­da uno de ellos. Nombres de varón: Avonathalonus, Falindrit- han.Jahran, Kardanon, Lothas, Maravallon, Pellarin, Quimathon, Silvanas, Tervalis. Nombres de mujer: Aleaha, Ladine, Lisindrela, Maleesa, Nemetranee, Raenavalona, Roselenna, Se- rinda, Telisina, Thyanel. Apellidos: Althonos, Caladon, Calostin, Dralat- halas, Kaldeist, Lanthaloran, Hoja de roble, Rathe- nas, Brisa estelar, Takmarin. Casas silvanesti: Mediadora, Presbiteral, de Jar­dinería, de Alarifazgo, de los Metales, de Mística, Protectoría, Real, de la Servidumbre, de Arboricultu- ra estética.
  • Aventureros: los elfos silvanesti raramente abandonan su reino, aunque algunos siguieron a su antigua reina, Alhana Starbreeze, al exilio.
Rasgos raciales de los Elfos Qualinesti según las diferentes ediciones de las reglas de D&D y Pathfinder:
Icono_D&D_3ª-3.5 Icono_Pathfinder
Fuente: Escenario de Campaña de la Dragonlance 3.5.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s