Medallones de la Fe, para Clérigos de Krynn:

Cuando un candidato se convierte en un clérigo de su deidad tutelar, se le da un medallón de la fe, que le sirve de signo externo de su compromiso y fe. Los medallones de plata llevan el símbolo del dios de cada clérigo. Sin los medallones, los clérigos son in­capaces de rezar y de invocar conjuros de nivel su­perior al 3º.

Los medallones de la fe tienen dos aptitudes ade­más de su propósito como focos para el lanzamien­to de conjuros divinos.

La primera, y principal, es que un medallón de la fe puede crear otro medallón para entregarse a aquellos que han sido aceptados como clérigos de uno de los dioses verdaderos. Sea cual sea la fe simbolizada en el medallón original, el símbolo del clérigo recién aceptado es el de su nueva deidad. Así, es posible que un clérigo de la diosa Mishakal cree un medallón para un clérigo de Habbakuk re­cién aceptado. Aunque en teoría cualquier clérigo puede proporcionar su medallón de la fe a cualquier acólito, es extremadamente raro que dos seres de alineamiento opuesto emprendan este tipo de in­tercambio.

La segunda aptitud de un medallón de la fe es de naturaleza puramente defensiva. El medallón resis­te cualquier intento de que lo saquen por la fuerza del cuello de un clérigo. Cualquier intento de quitar el medallón causa 2d4 puntos de daño divino al ob­jetivo. Este daño no es sagrado ni profano, sino pu­ramente divino y daña al objetivo sin permitir nin­gún TS ni resistencia a conjuros.

Fuente: Escenario de Campaña Dragonlance, D&D 3.5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s