3) CLASES (PATHFINDER):

Aquí encontraréis las reglas y estadísticas para las clases de Pathfinder. Si quieres jugar con las reglas de Pathfinder para estas clases genéricas en otros Escenarios de Campaña propios de D&D, podrás usar las mismas reglas que de estas clases encontrarás a continuación, aunque deberías consultar la descripción cultural y las peculiaridades de cada clase en dichos Escenarios de Campaña. Las diferentes clases genéricas para las reglas de Pathfinder son las siguientes:

Clases del “Manual de Reglas Básico de Pathfinder”:

Bárbaro (Barbarian): Desde los salvajes del reino reclamado por demonios de Sarkoris hasta los hombres de las tribus de las tierras de los Reyes de Linnorn, aquellas gentes primitivas que viven apartadas de las llamadas tierras civilizadas forman el colectivo conocido como bárbaros.

Bardo (Bard): Existen incalculables maravillas y secretos para aquellos lo bastantes hábiles como para descubrirlos. A través de la habilidad, talento y magia, esos pocos lo suficientemente astutos desentrañan los misterios del mundo, haciéndose adeptos del arte de la persuasión, la manipulación y la inspiración.

Clérigo (Cleric): En la fe y los milagros divinos, muchos pueden encontrar un propósito mayor. Llamados para servir a poderes más allá del entendimiento mortal, todos los sacerdotes predican maravillas y satisfacen las necesidades espirituales de su gente. Los clérigos son más que simples sacerdotes; estos emisarios de la divinidad hacen la voluntad de sus deidades por medio de la fuerza de las armas y la magia de sus dioses.

Icono_DruidaDruida (Druid): En la pureza de los elementos y el orden de la naturaleza existe un poder más allá de las maravillas de la civilización. Furtivo, aunque innegable, esta magia primaria es guardada por los servidores del equilibrio filosófico conocidos como druidas.

Icono_ExploradorExplorador (Ranger): Para aquellos que saborean la emoción de la caza, sólo hay depredadores y presas. Sean cazadores, rastreadores o cazarrecompensas, los exploradores comparten mucho en común: la maestría única en armas especializadas, la habilidad para acechar incluso a la pieza de caza más evasiva y la capacidad para derrotar a una amplia variedad de presas.

Guerrero (Fighter): Hay quienes se alzan en armas en busca de gloria, riqueza, o ven­ganza. Otros entran en combate para probarse a sí mismos, para proteger a otros, o porque no saben hacer nada más. Y aún hay otros que siguen la senda de las armas para templar su cuerpo en la bata­lla, y demostrar su valía en la forja de la guerra. Soldados, caballeros, cazadores, y artistas de la guerra, los guerreros son campeones sin paralelo, y ¡ay de quienes se atrevan a enfrentárseles!

Hechicero (Sorcerer): Descendientes de líneas de sangre innatamente mágicas, elegidos de los dioses, engendros de los monstruos, peones del destino o simplemente casualidades de la inconstante magia, los hechiceros buscan en su interior en busca de aptitudes mágicas y extraen un poder que pocos mortales podrían imaginar.

Mago (Wizard): Más allá del velo de lo mundano se ocultan los secretos del poder absoluto. Las obras de seres más allá de los mortales, las leyendas de reinos donde caminan dioses y espíritus, el saber de las creaciones maravillosas y terribles, tales misterios llaman a aquellos con la ambición y el intelecto para alzarse por encima de la gente corriente para alcanzar el auténtico poder. Ese es el camino del mago.

Icono_MonjeMonje (Monk): Para los verdaderamente ejemplares, las habilidades marciales transcienden el campo de batalla – es un estilo de vida, una doctrina, un estado de la mente. Estos guerreros-artistas buscan métodos de lucha más allá de las espadas y escudos, encontrando armas dentro de sí mismos tan capaces de paralizar o matar como cualquier hoja.

Icono_PaladínPaladín: A través de una selección, algunos dignos brillan con el poder de lo divino. Llamados paladines, estas nobles almas dedican sus espadas y vidas a la batalla contra el mal. Caballeros, cruzados y portadores de la ley, los paladines no buscan sólo que se difunda la justicia divina sino incorporar las enseñanzas de las virtuosas deidades a las que sirven.

Pícaro (Rogue): La vida es una aventura sin fin para quienes viven de su ingenio. Tan sólo un paso por delante del peligro, los pícaros confían en su astucia, en su habilidad, y en sus encantos para poner el Destino a su favor. Por extensión, cualquiera que desea dar forma a su destino y vivir la vida bajo sus propios términos, puede ser considerado como un pícaro.

Clases de la “Guía Avanzada del Jugador de Pathfinder”:

Alquimista (Alchemist): Ya sea lejos en un laboratorio secreto lleno de humo de un sótano o experimentando alegremente en una escuela de magia muy respetada, el alquimista a menudo es considerado tan inestable, impredecible y peligroso como las mezclas que elabora.

Antipaladín (Antipaladin): Aunque es un suceso infrecuente, los paladines a veces se apartan del camino de la virtud. La mayoría de estos guerreros sagrados descarriados buscan la redención y el perdón por sus errores, recuperando sus poderes por medio de la piedad, caridad y poderosa magia. Pero hay otros, unos pocos oscuros y perturbados, que se vuelven hacia el mal, cortejando a los poderes oscuros contra los que una vez lucharon para vengarse de sus antiguos hermanos.

Bruja (Witch): Algunos obtienen poder a través del estudio, otros a través de devoción, otros a través de sangre, pero la bruja obtiene poder de su comunión con lo desconocido. Generalmente temida e incomprendida, la bruja extrae su magia de un pacto realizado con un poder de otro mundo.

Caballero (Cavalier): Aunque muchos combatientes se esfuerzan en perfeccionar su arte, pasando todo su tiempo afilando su habilidad con las armas marciales, otros dedican mucho esfuerzo para dedicarse a una causa. Estos combatientes, conocidos como guerreros, se comprometen con un propósito, sirviéndole por encima de todo.

Convocador (Summoner): Aunque muchos de los que se sumergen en lo arcano se vuelven expertos en atraer monstruos de los extremos más lejanos de los planos, ninguno es más hábil que el convocador. Este practicante de las artes arcanas forma un estrecho vínculo con un ajeno en concreto, conocido como eidolon, que obtiene poder a medida que el convocador se vuelve más competente en su convocación.

Inquisidor (Inquisitor): Severo y resuelto, el inquisidor extirpa a los enemigos de la fe, empleando tretas y engaño cuando la virtud y la pureza no son suficientes. Aunque los inquisidores están dedicados a una deidad, están sobre muchas de las reglas y convicciones normales de la iglesia. Sólo responden ante su deidad y sus propio sentido de la justicia, y están dispuestos a llegar a medidas extremas para cumplir sus metas.

Oráculo (Oracle): Aunque los dioses actúan a través de muchos agentes, quizás ninguno es más misterioso que el oráculo. A estos recipientes divinos se les concede poder sin que lo elijan, seleccionados por la providencia para esgrimir poderes que incluso ellos no comprenden completamente.

Clases del Manual “Ultimate Magic; Pathfinder”:

Icono_MagusMagus (Magus): Hay quienes pasan sus vidas estudiando antiguos tomos y textos, desentrañando el poder de la magia y luego están los que pasan sus vidas perfeccionando el uso de armas individuales, convirtiéndose en maestros sin igual. El magus es al mismo tiempo estudiante de ambas filosofías, fundiendo la habilidad mágica y la destreza marcial en algo totalmente único, una disciplina en la que tanto los conjuros como el acero se utilizan con efectos devastadores

Clases del Manual “Ultimate Combat; Pathfinder”:

Pistolero (Gunslinger): Para unos pocos renegados, la batalla suena de forma distinta de como lo hace para el guerrero típico. El choque del acero y el crepitar de la energía de los conjuros quedan sumergidos por el ritmo atronador del tiroteo, el sonido de los latidos del pistolero.

Ninja (Ninja).

Samurai (Samurai): Pocos luchadores están más dedicados al honor y al código del guerreo que el samurai. Entrenado desde una temprana edad en el arte de la guerra y juramentado al servicio de un señor, el samurai posee una posición de poder y respeto en muchas tierras, a menudo sirviendo como la voz de y la justicia de la nobleza local.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s